martes, 16 de mayo de 2017

HELENA




Autor: Paulina Vieitez.
Título original: Helena.
Género/temática: Novela.
Año de publicación: 2017.
Páginas: 256.

SINOPSIS

En el auge de su madurez, Helena Artigas busca cumplir su más grande sueño: obtener un doctorado. Para ello debe viajar a Madrid a cursar el último semestre en la Universidad Complutense. A pesar de la resistencia familiar, está decidida a lograrlo. Durante la travesía, los objetos más preciados que posee caerán en manos de un extraño. Poco se imagina que ese contratiempo será el inicio de un viaje no sólo a otro país, sino a lo más íntimo y auténtico de su ser y sus anhelos. Tal vez el pasado que lleva a cuestas la confronte; quizás el futuro se le brinde prometedor... hasta que el tiempo alcance.

MI OPINIÓN

"Quiero ser antes que nada Helena". (Helena, fragmento, p. 24).

¡Wow! ¡Qué historia! Me encuentro gratamente sorprendida con esta novela. Con pocas historias me sucede "que se me cae la quijada" del asombro, y con Helena me sucedió; varias veces. 

Todo en este libro te invita a leerlo; desde su exquisita portada, su poderoso título, la frase en su cubierta, su sinopsis, su primera línea. Desde el inicio sabes que es de esas historias que vas a disfrutar. Comienzas, y empiezas a encontrarte con reflexiones profundas, con frases que te afectan, que deseas subrayar, memorizar, que deseas se queden en ti.

La estructura del libro funciona muy bien. Y es así como en tres actos, un interludio, intercambio de correos electrónicos, narraciones en primera y tercera persona, conocemos a Helena, una mujer de mediana edad, madre, esposa, hija, amiga, que ha llegado al punto de su vida en que desea redescubrirse. ¿Dónde quedó la Helena previa a todas estas etiquetas? Esa Helena, la de antes, tenía sueños, anhelos. ¿Los alcanzó?

"Cómo hacerlos entender que esto no es egoísmo mío, que es supervivencia, que no podía permitirme más ese ´vivir a medias´que me estaba provocando tanto daño". (Helena, fragmento, p. 17). 

Helena Artigas tiene un sueño; un sueño que ha permanecido guardado en un pequeño cajón de su hoy empolvado baúl. Sin ser una decisión fácil, Helena desempolva el baúl, abre el cajón y retoma su sueño: estudiará ese doctorado que desde hace mucho tiempo la llama. A pesar de contar con obstáculos, principalmente impuestos por su esposo, familiares y amigas, sus hijos y su espíritu la alientan y comienza su aventura. Dicen que las cosas correctas se sienten bien, y así se siente Helena desde que llega a Madrid y conoce el pequeño cuarto que será su refugio en los meses que durará su estudio. 

Como si el destino quisiera aliarse con Lucio - su marido, Helena descubre que el baúl que tiene consigo en su departamento madrileño, no es de ella, pertenece a otra persona. Afortunadamente el baúl tiene un correo electrónico y Helena escribe para hacerle saber a esta persona de la confusión de baúles. Y así, entra a nuestras vidas Marc Lanley y su historia. Un hombre maduro, atractivo, con un oficio inusual y aventurado. Un hombre con un pasado doloroso y una soledad que no lo abandona. Entonces, sólo quizá, el destino no es un aliado de Lucio y prepara terreno para una nueva historia. Quizá.

Helena desespera, pues además de su ropa, su baúl contiene sus diarios personales, sus documentos para el doctorado y las cartas que le escribieron su marido y sus hijos; cartas que guardó cerradas, para leerlas en su destino final. Pero ahora no las tiene y le inquieta que el hombre que tiene su baúl invada su privacidad. Ambos deberán confiar, ya que el contenido del baúl de Marc es también valioso.

Mientras Helena y Marc siguen intercambiando correos y llamadas telefónicas para realizar el cambio de baúles, Helena avanza en su doctorado, se mantiene en contacto con sus hijos, hace nuevos amigos; pero también recuerda y evalúa su pasado. Un enfrentamiento telefónico con Lucio le presenta un nuevo obstáculo. Lucio, el machista, el poderoso, el inconforme, le arroja un ultimátum. Helena, se tambalea, tiene miedo; pero toma una decisión y entonces, se siente libre. 

"Sentiré que por fin empiezo a viajar ligera: mi vida no pesará más. El futuro es hoy, hasta que el tiempo alcance". (Helena, fragmento, p. 239). 

¡Bravo Helena! Le aplaudimos su valor, su determinación, sus ganas de que las cosas cambien. Y entonces... un final sorprendente, inesperado. Un párrafo final aterrador, una entrevista y un pequeño epílogo dan la última vuelta a la tuerca para cerrar esta increíble historia. 

Gracias Paulina Vieitez por Helena, por la forma en que nos presentas una de las realidades tan delicadas que se viven en México. Gracias por crear a esta protagonista con las inquietudes y cuestionamientos que muchas veces nos planteamos las mujeres y que en muchas ocasiones guardamos en nuestro baúl, sin nunca exteriorizar. Gracias por el final tan impactante que se queda retumbando en nuestra mente y que nos invita a plantearnos muchas interrogantes.

Amigos lectores les recomiendo ampliamente leer Helena, una novela que te hechiza desde su inicio. Dicen que las buenas historias te afectan y se quedan contigo; sin lugar a dudas, Helena es una de ellas. 

VALORACIÓN

ACERCA DEL AUTOR

Paulina Vieitez es comunicóloga con especialidad en periodismo. Creadora de Círculo Sanborn's, programa de lealtad y fomento a la lectura. 

Helena es su primera novela. 


2 comentarios:

  1. Gracias por la reseña Jean!
    Una novela que me gusto bastante!

    ResponderEliminar
  2. La historia desde sus primeras líneas te atrapa! No lo pude dejar hasta terminarlo y me hizo cuestionarme muchos aspectos! Buenísimo! Muy recomendable !

    ResponderEliminar